Tuto Marchand tuvo una despedida de leyenda

Fue velado en la Casa Olímpica y en el coliseo Roberto Clemente

Fotos (Ramón Tonito Zayas-El Nuevo Dia)

Por José Ayala Gordián

El letrado y hombre del deporte Jenaro ‘Tuto’ Marchand dedicó su vida no solo al baloncesto, que fue su primera pasión, sino a promover el movimiento olímpico alrededor del mundo y a defender la soberanía deportiva de Puerto Rico en los momentos en los que se vio amenazada.

A lo largo de su carrera, Marchand utilizó múltiples sombreros, pero siempre en pos de la defensa del deporte puertorriqueño. Y ayer, altos funcionarios internacionales, exatletas, miembros del gobierno y el pueblo de su natal San Juan le rindieron tributo y recordaron su legado en los actos fúnebres celebrados en la Casa Olímpica y en el coliseo Roberto Clemente en Hato Rey.

Marchand falleció el pasado sábado debido a complicaciones de salud, y sus restos fueron expuestos durante una ceremonia en la Casa Olímpica que contó con la presencia de muchas de las máximas figuras del deporte, incluyendo expresidentes del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) y exgobernadores como Rafael Hernández Colón y Aníbal Acevedo Vilá. Luego, en la tarde, fue trasladado al coliseo Roberto Clemente, recinto que vivió tantos memorables capítulos de su querida Selección Nacional de baloncesto.

“Siento tristeza por la pérdida de un ser humano tan grande como lo fue Tuto. Fue mi gran amigo, un baluarte del deporte de nuestro país y una mente sabia para el deporte de toda América. Perdimos a una persona muy importante en Puerto Rico”, indicó el excentro nacional y funcionario de FIBA Américas, José ‘Piculín’ Ortiz.

Precisamente, Marchand fue una de las primeras personas en ayudar a Ortiz durante sus dificultades legales, y eso es algo que el exenebeísta y atleta olímpico nunca olvidará.

“Eso demuestra el carácter en las personas, al igual que su generosidad. Su forma de ser lo caracterizó en su vida y yo, por supuesto, estaré eternamente agradecido de que haya dicho presente”, añadió Ortiz.

A lo largo de sus 82 años de vida, Marchand fue jugador de baloncesto, apoderado de dos quintetos (los Santos de San Juan y los indios de Canóvanas), presidente de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico (FBPUR), Secretario General de FIBA Américas, asesor de varios presidentes y altos funcionarios de FIBA y, por supuesto, defensor incansable de la soberanía olímpica y la autonomía deportiva, como explicó el expresidente del Copur, y ex Secretario de Estado, David Bernier.

“Recuerdo que en el momento crucial de preparación para los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Mayagüez (2010) Cuba no había asegurado su participación. Así que organizamos una reunión con el presidente del Comité Olímpico de Cuba, José Ramón Fernández, y le solicité ayuda a Tuto. En ese momento Tuto estaba delicado de salud, pero de todas maneras nos acompañó y formó parte de la reunión”, rememoró Bernier.

“Para nosotros no solo era importante que Cuba participara, que estaba difícil, sino que Venezuela no se uniera al boicot. Por lo tanto, el trámite tenía que ser con toda la fuerza y Tuto me acompañó pese a estar enfermo. Fue una reunión excelente y, sin duda, pese a que Cuba no participó, fue solidario con Puerto Rico en la comunicación con (el fenecido expresidente) Hugo Chávez. Y el que Venezuela participara se lo debemos, en gran parte, a la intervención de Tuto Marchand”, puntualizó Bernier.

Del mismo modo, Bernier recalcó la lucha que Marchand llevó en defensa de la soberanía olímpica y la autonomía deportiva.

 “La gente a veces confunde lo que es la soberanía olímpica con la autonomía deportiva. La soberanía olímpica es la participación de Puerto Rico como comité olímpico nacional en el ámbito internacional, mientras que la autonomía deportiva es la facultad que tienen las federaciones deportivas de tomar decisiones técnicas sin la intervención del gobierno. Lo que fue el desfilé de Moscú para la soberanía, lo fue el caso de David Ponce para la autonomía deportiva. Ambos hitos fueron importantes, y el protagonista en ambos fue Tuto Marchand. Así que ahí hay legado incalculable que hay que proteger”, puntualizó el galeno de profesión.

Honor por todo lo alto

A su llegada a la Casa Olímpica cerca de las 9:15 a.m., el féretro de Marchand estuvo expuesto en el Salón de los Presidentes, donde el Copur celebró una ceremonia en la cual hablaron diversas figuras del deporte en general y del baloncesto.

La actual presidenta del Copur, Sara Rosario, colocó a Marchand como uno de los grandes ilustres del deporte puertorriqueño.

“Tuto siempre estuvo ahí para darme consejos. Libró muchas batallas, fue un excelente abogado y una de las mentes más privilegiadas en el ambiente deportivo. Fue excelente líder deportivo, fuese en el baloncesto o en cualquier deporte. Hemos tenido muchas figuras importantes en la historia del deporte puertorriqueño, como Germán Rieckehoff Sampayo, y Tuto es una de esas figuras de gran importancia en nuestra historia”, dijo Rosario.

Entretanto, Humberto Marchand, hermano de Tuto y portavoz de la familia, añadió que “lo que podemos honrar de mi hermano Tuto Marchand, entre otras cosas, es la imagen e idea de una semilla en todo su significado a la hora de pensar y hacer. Tuto está sembrando con su creatividad, con lo que dijo e hizo y dirá cada vez que lo recordemos. A nombre de la familia Marchand, a nombre de su compañera esposa, sus hijos, nietos, hermanos, primos, sobrinos y sobrinos-nietos, les damos intensamente las gracias al Comité Olímpico por respetar y amar a nuestro querido Tuto”, sostuvo Marchand.

El Copur organizó múltiples guardias de honor, incluyendo presidentes actuales y pasados del Copur y miembros del Comité Ejecutivo, pasados gobernadores de Puerto Rico y jugadores retirados.

Los restos de Marchand serán velados hoy en la funeraria Buxeda de Hato Rey desde las 9:00 de la mañana, y a las 11:00 a.m. habrá una Misa. El cuerpo será cremado.