En Caguas la nueva casa de Nuestra Escuela

Comienza a tomar forma el nuevo Distrito Educativo con la llegada de proyectos educativos al sector.
Caguas, Puerto Rico – Cónsono con su lineamiento de Ciudad Educadora, la Administración Municipal celebra la inauguración de las nuevas instalaciones de Nuestra Escuela en el centro urbano tradicional, como resultado de un acuerdo que le permite a dicha institución el arrendamiento de un complejo de edificios para su operación con la opción de adquirirlo en los próximos años.

Las nuevas instalaciones de Nuestra Escuela, un proveedor de educación alternativa para jóvenes de 13 a 21 años que abandonaron la educación tradicional, y Nuestra Escuelita, un centro de cuido para los hijos de los estudiantes, están ubicadas en la calle Betances #75 frente a la Plaza Santiago R. Palmer de esta ciudad, en lo que se denominará el Distrito Educativo ya que el sector albergará otros proyectos de esta índole. El acuerdo entre ambas organizaciones destaca el arrendamiento a Nuestra Escuela de tres edificios interconectados por los próximos 15 años, acreditando sus pagos al precio de compraventa, lo que se convertirá en una aportación municipal de $180,000 al final de dicho periodo.

“Justo Méndez, su esposa Ana Yris y su proyecto son muy especiales para mí. Cuando llegué a la alcaldía en el 2010, la iniciativa Caguas, Ciudad Educadora se estaba gestando y ellos eran -y siguen siendo- una parte importantísima de ella. Por los pasados ocho años hemos trabajado en conjunto para apoyar, tanto a Nuestra Escuela en su misión de educar a los que requieren métodos alternativos, como a Caguas, Ciudad Educadora y su aspiración de colaborar en el proceso educativo desde el talento y características de cada individuo. Como parte de dicha colaboración, Nuestra Escuela ha sido uno de los proveedores de servicios para nuestra iniciativa Caguas, Ciudad Educadora y desde la Administración Municipal facilitamos el uso de instalaciones deportivas y aportaciones económicas como apoyo para el funcionamiento de esta especial institución educativa”, explicó el alcalde William Miranda Torres, durante su mensaje.

Miranda Torres concluyó su participación destacando los beneficios de la nueva ubicación de la escuela. “Me parece importante destacar que, desde esta nueva casa, la contribución de Nuestra Escuela a su entorno va más allá del tema educativo porque trae al vecindario del centro urbano tradicional la energía de la juventud y revitaliza el área con un aumento en el flujo de personas y actividad en la periferia. Caguas es una ciudad educadora y Nuestra Escuela es cagüeña por aceptación y adopción. Por eso, reafirmamos nuestro compromiso colaborativo a favor de la formación académica de nuestros jóvenes”.

Por su parte, durante su mensaje, Justo Méndez, fundador de Nuestra Escuela, reveló que el 11 de agosto la institución cumplió 18 años, a la vez que relató cómo surgió y se desarrolló el proyecto que fue solicitado por su hija en un sueños luego de que esta falleciera en un accidente a sus 15 años de edad. Ana Yris Guzmán, cofundadora de la escuela no tradicional, explicó el proceso de identificar la estructura adecuada, la identificación de los recursos que colaborarían en la remodelación del espacio -Ing. José Cotto, arquitecto Elio Martínez y la estudiante de diseño ambiental Luczeida Matos- a quienes agradeció su dedicación al proyecto, al igual que lo hizo con otros colaboradores de la institución.

Luego de los mensajes protocolares, la inauguración continuó con el tradicional corte de cinta y una bendición a cargo del padre Ricardo Santín de la Catedral Dulce Nombre de Jesús. El corte de cinta tuvo la particularidad de tener siete cintas con los colores del arcoiris, las cuales fueron cortadas por la misma cantidad de personas, cada una representando uno de los colores del arcoiris y los componentes de la institución como lo son sus fundadores, un estudiante egresado, un representante de Nuestra Escuela de Loíza, un estudiante actual, la madre de un estudiante, un niño en representación de Nuestra Escuelita y el alcalde de Caguas.

La actividad de inauguración, que finalizó con el recorrido por las instalaciones recién remodeladas y en proceso de amueblar y decorar, contó con la presencia de figuras de diversos ámbitos del país, entre ellos: el juez asociado del Tribunal Supremo, Luis F. Estrella; el representante José “Conny” Varela; la vicealcaldesa de Caguas, Lydia Rivera Denizard; Nilda Morales, directora ejecutiva de SER de Puerto Rico; José L. Díaz, director ejecutivo de los Centros Sor Isolina Ferré y miembro de la junta de directores de la Alianza para la Educación Alternativa; la Dra. Ana Helvia Quintero; Franklin Grullón, Cónsul General de la República Dominicana, entre otros

Nuestra Escuela es una escuela alternativa que opera como una organización sin fines de lucro, de base comunitaria, desde su incorporación el 11 de agosto de 2000. Por virtud de la Ley Habilitadora para la Educación Alternativa en Puerto Rico (Ley 213 del 26 de agosto de 2012), Nuestra Escuela forma parte del sistema público de educación. El modelo educativo de servicios se enfoca en fortalecer la dimensión biosicosocial del joven como un proceso de sanación vivencial que busca mejorar su aprovechamiento académico y lograr su inserción productiva en la sociedad. Ofrece servicios a jóvenes y adultos fuera de la escuela sin haber completado el cuarto año de escuela superior. Enfatizan en la sustentabilidad, autogestión y realización de la persona, una filosofía educativa que ha sido presentada, discutida y validada en más de 20 países en seis continentes. Nuestra Escuela posee otros centros en Loíza y Vieques.