Criolite estrena centro de producción en Caguas

También reabre tienda local y lanza adobo saludable

Caguas, Puerto Rico – La empresa Criolite, que elabora comida criolla congelada y saludable, inauguró hoy su nuevo centro de producción en esta ciudad. Con esta expansión tiene la capacidad de manufacturar una cantidad mínima de 1,500 unidades de comida diariamente.

Con una inversión de unos $200 mil, este nuevo centro de producción ha sido diseñado siguiendo las especificaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). Con este proyecto Criolite crea nuevos empleos, elevando a 20 empleados su plantilla total. Además, se espera que con el nuevo centro de producción y la capacidad para satisfacer la demanda, haya un incremento y terminar el año 2018 en un millón de dólares en ventas.

“Ha sido muy retante todo nuestro proceso de crecimiento, que se vio interrumpido momentáneamente por el paso de los huracanes Irma y María. Sin embargo, eso no fue razón para redoblar esfuerzos y ofrecerle a nuestra clientela el producto de alta calidad al que están acostumbrados, manteniendo el precio accesible. Toda la línea de comidas se puede adquirir en nuestras tiendas, en la avenida Andalucía en Puerto Nuevo, en la avenida Rafael Cordero en Caguas, a través de la página en internet: www.criolitepr.com y también en nuestra aplicación móvil. Los clientes pueden escoger recoger su orden en la tienda o solicitar el servicio de entrega sin costos adicional en toda la Isla.”, explica la chef y empresaria Rosa M. García, propietaria.

Durante la actividad de apertura el alcalde de Caguas, William Miranda Torres dijo que “cada historia de superación y éxito, como la de Chef Rosa, más allá de un logro personal, se convierte en una onda expansiva de oportunidades, empleos y de beneficios para la comunidad circundante. Es por esto que las pequeñas y medianas empresas cumplen un papel muy importante para la economía, ya que su actividad contribuye al desarrollo económico local. Dentro de los proyectos de nuestra Secretaría de Desarrollo Económico, se encuentran la capacitación empresarial y el apoyo a los empresarios, entro otros. Yo participo de cerca en diversas gestiones, entre ellas la identificación de vías de apoyo al sector comercial, lo que me ha permitido adentrarme en el día a día y el esfuerzo de valientes como la Chef Rosa, y por eso siento una particular admiración por los que emprenden en tiempos de retos. Agradezco que hayan pensado en nuestra ciudad para llevar a cabo la expansión de su exitoso negocio. Esto le añade dinamismo a esta área comercial, le brinda la oportunidad de trabajar a cerca de una veintena de ciudadanos, además de ampliar la oferta gastronómica de nuestra gente mediante la conveniencia de comidas congeladas saludables hechas en aquí y con el sabor de la cocina criolla”.

Además de la apertura de su nuevo centro de producción, la empresaria anunció su nuevo proyecto sombrilla, la nueva línea Criolite Products. En una alianza con Especias Montero, crearon su primer producto, Adobo Criolite, el cual fue aprobado por dietista y diseñado para todas las personas que gustan de comer saludable, pero muy en especial para las que padecen problemas de hipertensión. Será producido y manufacturado en Puerto Rico con especias Kosher, libre de aditivos, bajo en sal, sin pimienta, no MSG, no GMO, sin lácteo, ni colorantes y libre de gluten.

Criolite es una empresa netamente puertorriqueña fundada en 2010, la primera tienda de almuerzos y cenas criollas congeladas sin preservativos e ingredientes frescos. Es la línea preferida y recomendada por los profesionales de la salud, por estar endosada por dietistas, tener los nutrientes y porciones correctas, fomentando la mejoría en condiciones de salud y peso. Al acompañar con ensalada o vegetales tiene una comida completamente balanceada.

Su amplio menú es uno criollo y “lite”, en porciones individuales preparadas a diario con ingredientes de primera calidad, seguido de un riguroso control de producción, desde la preparación, envasado y congelado. No se requiere cantidad mínima, contrato o membresía para comprar.