Aunque el municipio todavía no se encuentra bajo racionamiento, la administración municipal adoptó un plan de acción que incluye orientación a la ciudadanía y a los comercios 

Caguas, Puerto Rico – Al tiempo que instó a la ciudadanía a hacer ajustes para el uso responsable del agua, la Administración Municipal de Caguas, anunció que adoptó un plan de manejo del preciado líquido durante periodo de sequía.

“Hemos establecido un plan de manejo para el uso de abastos de agua desarrollado por nuestra Oficina de Asuntos Ambientales. El mismo tiene el objetivo de adecuar las operaciones municipales para mejorar la eficacia y distribución del servicio de agua potable y priorizar para reducir el consumo, cumpliendo con los protocolos establecidos ante la pandemia del COVID-19.  Ante un evento de sequía y la declaración del Gobierno Central, es importante que nuestras operaciones municipales presenten un plan articulado para colaborar con las gestiones del Gobierno Central en la reducción del consumo de agua que provienen de nuestros abastos y así evitar un racionamiento en el servicio”, explicó la Administrración Municipal.

Agregó que “el propósito de implantar este plan responde al apoyo municipal a iniciativas del Gobierno Central que van dirigidas hacia la conservación del agua. Además, constituye un acto de solidaridad con municipios colindantes que están afectados por un racionamiento o ciudadanos municipales que pudieran entrar en un racionamiento, especialmente en la parte sur de nuestra ciudad por efectos de la sequía, al reducirse el flujo de los abastos de agua principales del área, quebrada de las Quebradillas y el lago de Cidra”.

La Administración Municipal de Caguas, adelantó que ese plan de manejo del agua a nivel municipal ya entró en vigor. Por ejemplo, se comenzó con la educación comunitaria y se una ofreció orientación virtual a cargo del educador ambiental Ángel López sobre estrategias para conservar agua potable que fue difundida por las redes de Facebook e Instagram del municipio.

De igual manera, la Secretaría de Desarrollo Económico ha realizado orientaciones sobre uso prudente de agua en comercios de la ciudad.

En cuanto a la limpieza de áreas públicas, Miranda Torres, puntualizó que los departamentos a cargo de estas tareas están haciendo ajustes para cumplir con el aseo con una frecuencia de una vez al mes y con agua no potable.

Igualmente, el Departamento de Ornato y Conservación activó su protocolo para el riego de jardines paisajistas, utilizando agua no potable y en horas de menor calor, una vez al mes.  Cabe destacar que en días recientes y con las lluvias que han caído en el área, no se realizará irrigación hasta el próximo mes.

Además, se apagaron todas las fuentes ornamentales para evitar la pérdida de agua por evaporación o daños al sistema de bombas y se suspendió el lavado de vehículos municipales hasta nuevo aviso.

De otra parte, se realizó el inventario de los abastos de agua que sirven a la ciudad y a las instalaciones municipales.  La Oficina Municipal de Manejo de Emergencias (OMME) ya tiene listo los protocolos para distribuir agua potable en caso de racionamiento a instalaciones municipales y a la ciudadanía.

“Aunque no se ha decretado racionamiento para nuestra área, si nos cobijan la orden ejecutiva emitida por la gobernadora declarando estado de emergencia por sequía y la orden administrativa de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) para regular el uso de agua potable durante la vigencia del estado de emergencia. Como administración municipal cumpliremos con nuestra responsabilidad y exhortamos a la ciudadanía a hacer uso responsable del agua en la ciudad”, concluyó diciendo la Administración Municipal.